PDA

Ver la Versión Completa : Varias historias mias.-Recopilación



Kble
08/03/2007, 00:27
Bueno, algunos estan terminados, otros no...

No son muy largos, por que es una recopilacion...

Espero que les guste, y critiquen!


Déjà Vú

El relámpago centelleó bruscamente en la noche taciturna. Las estrellas parecían desvanecerse, dejando lugar a una niebla espesa y a la vez tenue. Miré tras el cristal. La conjugación entre mi aliento nocturno, puramente hedor del vodka, y el sonido del viejo tocadiscos hacían de ese cuarto, un ambiente hostil para cualquier ente con vida. Las náuseas que me provocaba aquel repugnante escenario, junto con la tristeza, apaciguante pero excesiva, del día en cuestión, trajeron a mí una imagen del pasado, un recuerdo de una situación ya ocurrida. Mi cuerpo tambaleó y un escalofrío intenso recorrió mi ser. Miré hacia la ventana, mis ojos compungidos, mi expresión aturdida.
-Déjà Vú, Grité.



El Libro

La melodía alegre seco las lágrimas de sangre que se derramaron durante años llenando interminables copas.
Cuando todo se borraba, entre lo gris, el viento apareció por la ventana dispuesto a llevárselo todo. Las letras negras de la pared se deformaban y los muebles se partían y rompían hasta transformarse en un polvo arremolinado que se marchaba. Todo desapareció excepto un libro abierto con bordes dorados impregnado de una luz violácea. Se acercó, sigilosa como la parca, y se marcho al ver la única palabra escrita en el.


La Corneta Diabólica

Salgo de la habitación y lo encuentro con esa maldita corneta, sentí en su mirada que sus ojos que parecían entenderlo todo, empiezo a acercarme lentamente pero tenia la sensación de estar cada vez más lejos de él.
Yo sabia que si hacia sonar la corneta ya nada tendría sentido, las pocas cosas agradables de este mundo se irían destruyendo en su podredumbre hasta caer en un estado de caos inevitable, el infierno en la tierra.
Por un momento cierra su ojos y yo quedo inmovilizado con la desesperación de no saber cual era el sentido de todo esto, un minuto, un hora, abre los ojos y en ese momento me di cuenta que era inevitable, la corneta suena, los gritos alrededor de mi cabeza se apagan, miro hacia todos lados tratando de encontrarme, pero me pierdo en la nada.



Plumas y cuchillos

Las plumas caían delicadamente sobre un campo de ruinas. Una muchedumbre de figuras se desplazaba fascinada y quieta, y silenciosa como agua. Doce plumas y un cuchillo. Dos cuchillos más. Pero siempre muchas más plumas que cuchillos. A veces los cuchillos no iban destinados a nadie; simplemente chocaban contra el piso de piedra, rebotando y chillando como una paloma. Y un brillo pálido cortaba en dos la superficie negra del cuchillo.
Mucho después cayeron cristales. Espejos en grandes puntas o flotando como hielo. La escena que había empezado como el roce de figuras negras sobre fondo oscuro era ahora de un negro muy pálido, a pesar de que era una noche sin luna. La presencia de los cristales traía un brillo dañino y el viento soplaba de una manera exagerada, alocada. Era muy cómico como prolongaba su gemido hasta una risa y tergiversaba el paisaje. No se veían plumas y tal vez nunca fueran plumas aquello que desapareció con la luz, sino retazos suaves de oscuridad que habían sido cortados por el brillo de los cuchillos. Al final, la luz blanca se extendió por el piso y rodeó como agua blanda a las sombras que quedaban en pie.
Y los cuervos aparecieron, tan blancos como la noche, para encargarse de las que no.



La Criatura

Paso en frente mió, la criatura, miro hacia ambos costados con una mirada desopilante.
Su cuerpo, intacto de la sangre de guerra, derramo una vez más el dolor. El ser colosal, se detuvo en el pasado, con ironía, y al ver que todo había sido en vano, comprendió que ya era la hora, se echo en el suelo y murió.
Los dioses y guerreros, asumieron, que era suficiente el castigo, debía volver a su estado normal, ya que sus pasos, cada vez mas lentos, dolían hasta el alma.
Luego de morir la criatura se fue desvaneciendo, y su cuerpo, se hizo humo, su piel gris se convirtió en azul, y la sangre, fue absorbida.
Cinco mil años antes, el era un hombre de mal, sus imperios dominaban las tierras del mas allá. Batallas sin fin, muertes sin razón, las sillas cada vez mas vacías en el pueblo. Hasta que los dioses lo castigaron, convirtiéndolo en un ser monstruoso.




Aclaracion: Puede aver faltas ortograficas, etc.
Son cosas que las hize y las deje...Ademas perdi el archivo que estaba perferccionado.

Rinn
22/03/2007, 09:24
¿Son partes de la misma historia o podrian serlo? me gustaria leer el relato entero es absorvente.

En el primero no paro de imaginarme al narrador sentado en un sillon y eso que deberia estar muy pegado a la ventana.

El de Plumas y Cuchillos tiene un toque abstracto muy bueno.

El de La Criatura me quede con ganas de una mayor descripcion e historia de esta, pero queda muy bien precisamente la falta de esto.